La ecocardiografía doppler es una herramienta indispensable en un estudio cardiológico, siendo la técnica por excelencia que permite la valoración exacta de la funcionalidad cardiaca. La cardiología clínica ha sido una de las especialidades veterinarias que más ha evolucionado durante los últimos 20 años debido a la gran dedicación de numerosos especialistas en la materia y también al desarrollo de los métodos y técnicas de diagnóstico, entre las que se incluye la ecocardiografía. El gran éxito de la ecocardiografía se ha basado en que de forma no invasiva proporciona información sobre las afecciones cardiovasculares desde el punto de vista estructural, de funcionalidad y dinámica del flujo sanguíneo. Actualmente se considera como una extensión del examen físico, ya que en la mayor parte de los casos constituye la herramienta diagnóstica definitiva. Los gatos que sufren enfermedad cardiaca pueden pasar completamente desapercibidos ya que a diferencia de los perros, no tosen. La realización de una ecocardiografía a los gatos mayores de ocho años y a gatos de raza Maine Coon, Persa y Exótico o sus cruces es muy recomendable


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.